En tiempos de Pandemia – COVID 19, la agroecología protege la salud y el ambiente

Agroecologia

Autor: Luis Gomero

Por ahora, la pandemia se está enfrentado desde la puesta en marcha de las herramientas epidemiológicas, estas son medidas importantes que van ayudar a reducir el número de infectados y la mortandad, mientras la ciencia pueda encontrar alguna medida curativa o preventiva, que por el momento no lo tenemos y para mitigar los impactos económicas del aislamiento social se están implementado una serie de medidas económicas y financieras de salvataje para familias y las empresas nunca implementados por lo menos en el Perú.

Aún no sabemos cómo vamos a salir de este problema de alta complejidad, con seguridad nos tomará el tiempo necesario para convivir con el coronavirus, mientras tanto debemos preocuparnos en desarrollar nuestra mejor capacidad inmunológica para resistir la infección y sobrevivir. Definitivamente después del aislamiento social nuestra dinámica de vida no puede seguir siendo lo mismo, estamos obligados todos a cambiar nuestro sistema de vida dentro de la complejidad que esto significa. Dichos cambios pasan por generar un hábito permanente de las recomendaciones sanitarias establecidas y, por otro lado, garantizar una alimentación saludable que mejore nuestra inmunidad haciendo eficiente a nuestras defensas internas.

Se están planteando una serie de medidas preventivas, pero es el momento dentro de la estrategia poner en primer nivel el tema de la alimentación, aspecto que ha quedado solo a garantizar su disponibilidad, pero nada sobre su calidad y balance nutricional para mejorar nuestra capacidad inmunológica. En este sentido promover la producción y el consumo de alimentos saludables es una condición básica para mejorar la defensa interna, por lo tanto, es una prioridad que el Estado debe atender, por ser el mecanismo más eficaz para resistir las enfermedades infecciosas de todo tipo, lo que podemos llamar como salud preventiva.

En la actualidad, los alimentos que consumimos son un riesgo para la salud, porque tienen una alta carga toxica; estudios recientes están demostrando que un buen número de alimentos contienen por ejemplo residuos de plaguicidas, como el que se encontró en las hortalizas (cebolla china, apio y brócoli) en el valle Chillón, donde casi todas las muestras superaron los límites máximos permitidos (figura 1), consumir estos alimentos provoca intoxicación crónica y por lo tanto en el tiempo reduce la capacidad inmunológica de los individuos. (DESCARGUE DOCUMENTO COMPLETO).

Descarcar archivo